jueves, 6 de diciembre de 2012

Muere Óscar Niemeyer, genio de la arquitectura moderna


El arquitecto brasileño Óscar Niemeyer falleció hoy a los 104 años de edad. El célebre arquitecto, quien permanecía ingresado desde el pasado 2 de noviembre en el Hospital Samaritano de Río de Janeiro, murió a causa de una infección respiratoria, precisó una portavoz del centro médico.




El arquitecto, quien hasta la noche de ayer estaba lúcido, pasó sus últimas horas de vida sedado y sometido a respiración asistida y en el momento de su muerte estaba acompañado de una decena de miembros de su familia, agregó el galeno. Creador de los principales edificios públicos de Brasilia, Niemeyer fue ingresado hace 33 días debido a dificultades para alimentarse e ingerir líquidos, pero su estado se agravó paulatinamente con dos hemorragias digestivas y una insuficiencia renal que forzó a someterlo a hemodiálisis.

Considerado como un revolucionario de la arquitectura mundial y seducido por la sensualidad de la línea curva, Niemeyer hubiera cumplido 105 años el próximo 15 de diciembre.

Personalidades como Álvaro Siza, Zaha Hadid, Richard Rogers, Richard Meier, Renzo Piano, Ricardo Legorreta, Gae Aulenti, Teodoro González de León o Juan Herreros no ahorraban adjetivos para homenajear a Niemeyer. Para el británico Richard Rogers,premio Pritzker (El Nobel de la Arquitectura) como Niemeyer, el brasileño era "un gran arquitecto, uno de los maestros originales que dieron forma al movimiento moderno", y destacaba sus edificios "hermosos, plásticos, bien proporcionados, dinámicos y blancos" que "combinan la escultura, la funcionalidad y la ciencia con el arte".


El legado de Niemeyer

El legado de Niemeyer, que está eternizado en numerosas obras que diseñó en Brasil y otros países de América, Europa, Asia y África, fue recordado por la mandataria, quien dijo que a pesar de ser un "nacionalista", Niemeyer se convirtió en "el más cosmopolita de los brasileños".

Además de los principales edificios públicos de Brasilia, como los palacios presidenciales de Planalto y da Alvorada, la sede del Senado y la Cámara de Diputados,Niemeyer dejó su inigualable trazo de curvas en obras como la sede del Partido Comunista Francés (París) y la mezquita, el centro cívico y la universidad de Argel, la Casa de la Cultura (Le Havre, Francia) y la Universidad de Constantina (Argelia).

También diseñó el edificio de la editorial Mondadori (Milán), el Parlamento Latinoamericano (Sao Paulo), la sede de la Fundación Luso-Brasileña para el Desarrollo del Mundo de la Lengua Portuguesa (Lisboa), el Centro Cultural Internacional en Avilés (España), y hasta el sambódromo de Río de Janeiro, el templo del carnaval carioca, entre otras obras.

La Unesco guarda un minuto de silencio

El comité de salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial de la Unesco, reunido para evaluar las candidaturas de diferentes países a su listado, guardó hoy un minuto de silencio en memoria del arquitecto Óscar Niemeyer, fallecido ayer a los 104 años en Río de Janeiro.

El homenaje, a petición de Brasil, sirvió para recordar a un talento que recibió en 2001 el premio de Cultura que otorga la Organización para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Niemeyer, que era discípulo de Le Corbusier y creador de la ciudad de Brasilia, única del siglo XX que ha sido declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco. El arquitecto brasileño participó, entre otras muchos proyectos, en la concepción de la sede de Naciones Unidas en Nueva York, casa matriz de la Unesco y proyecto de su maestro Le Corbusier.

Más en www.jaenarquitectos.com & estudio@jaenarquitectos.com                                via:elconfidencial

No hay comentarios: